domingo, 23 de agosto de 2015

Marcha de Banderas – Primera grabación - 1911

Disco Columbia 1911
Compuesta por el maestro José Sabas Libornio Ibarra, nacido en Cartagena, España el 05 de diciembre de 1858, pero de nacionalidad Filipina. El 9 de diciembre de 1897 en plenas celebraciones del día de la victoria de Ayacucho y a la llegada del presidente Pierola se estrena “una marcha que le había pedido el Señor Presidente”.

Fue adoptada oficialmente el 17 de diciembre de 1897 según consta en la “Legislación Militar”, Segundo tomo, pagina 141, que a la letra dice: “Acéptase la nueva Marcha para los honores de la Bandera Nacional, cuya marcha será la única que se use en lo sucesivo para dichos actos”. Según lo anterior la marcha se entona para rendir honor al momento de izar la bandera nacional. Libornio era “Director General de las Bandas de Músicos del Ejército Peruano”.

En el gobierno de Augusto B. Leguía en 1909 se le cambió de nombre por “Marcha de Banderas” que se ejecutaría para anunciar la llegada y el  retiro del Jefe de la Nación, la elevación de la Sagrada Hostia en las Misas de Tedeum y el izamiento de la Bandera en los cuarteles, buques de la Armada, reparticiones policiales, puestos de frontera y Centros de Enseñanza.

La primera grabación de la que se tiene referencia es la grabada por la Banda de la Escuela Militar de Chorrillos en 1911. Según los registros de la Columbia se señala una fecha probable: Noviembre. Hemos señalado anteriormente nuestras dudas en torno a estos hechos (hay 10 grabaciones de banda en 1911 para la Columbia, con bandas diversas). Para nosotros se grabo antes y en Lima. El costo que significaba a las disqueras trasladar una banda entera solo para grabar pocos números es por demás complicado bajo todo punto de vista. No les era rentable, es por ello que se procuraba llevar músicos agrupados en duos o trios, a lo mucho cuartetos, pero difícilmente una banda entera con más de 30 músicos. La Columbia ya en esos años acostumbraba llevar a sus viajes un buen lote de cilindros para grabar al artista In Situ. Despues estas matrices se llevaban a los EE.UU para ser procesados.

Marcha de Banderas
Numero de disco: Co P19.
Número de Matriz: 21477-1

Noviembre 1911





Existe una versión grabada el 8 de octubre de 1926 para el sello Victor, llamado: “Marcha Nacional Peruana”, y asi se grabó a 2 tomas por la “International Band”, dirigida por Nathaniel Shilkret y que tenía como instrumentación la siguiente formación:

Piccolo o Flautín.
6 Clarinetes.
2 cornos Franceses.
6 cornetas.
2 trombones.
1 Baritono horn
2 tubas.

N° Matriz: BVE-36800
N° Disco: V-78983
De 10 pulgadas.

Lo curioso de este disco es que recién se sacó de ventas el 1 de mayo de 1959, manteniéndose a la venta desde 1926.

La letra fue creación del Hno Ludovico María, director del colegio La Salle de Lima y fue hecha a petición del Presidente de entonces, Sr. Manuel Prado Ugarteche y la cual es la siguiente:


Arriba, arriba, arriba el Perú
y su enseña gloriosa inmortal,
llevad en alto siempre
la bandera nacional.

Tal la llevaron con gloria y honor,
héroes peruanos de invencible ardor.
Arriba, arriba siempre la bandera nacional.

Es la bandera del Perú,
de blanco y rojo color,
cual llamarada de amor,
que en Ayacucho y en Junín
victoriosa amaneció con el
sol de la Libertad

Todo peruano ha de sentir,
vibrar en su corazón
amor al patrio pendón,
y bajo sus pliegues luchar,
y si fuera menester
por sus lauros y honor para
morir en nombre de nuestra
patria.


Sobre el maestro Libornio se dice que entre sus obras existe un brillante arreglo del “Himno Nacional Peruano” el cual fue ejecutado por la Banda de la Guardia de Honor de Paris en 1899.
                                                               
Falleció el 9 de diciembre de 1915 aquejado por penurias económicas y enterrado en el Presbitero Maestro.

Nota: El disco original es de propiedad del investigador Arequipeño Luis Octavio Pareja Rivero, que gentilmente nos hace entrega de esta copia.

Gino Curioso Solís
gcurioso1974hotmail.com

2 comentarios:

  1. Saludos estimado Gino. Artículo por demás interesante, por cuanto reivindica a uno de los tantos músicos, que no siendo peruano, dedicó su vida de lleno al Perú. Este 2015 se conmemora el primer centenario de su fallecimiento y con este motivo bueno sería que el Ministerio de Defensa custodio de los 49 tomos (con 1,165 partituras) que en 1979 entregó su hija Alejandra Libornio Estrada, ponga a disposición de las instituciones musicales del pais copias de dicho material para fines de interpretación e investigación. Es increible que tantísimo material compuesto por obras de diversos géneros estén olvidadas y en grave riesgo de perderse. Cúan difícil es invertir en CULTURA en nuestro pais.

    ResponderEliminar
  2. En un país donde urge formar identidad es necesario abrir los baúles de la historia y sacarle lustre; la obra del maestro Libornio es por demás fina y bien pulida, llenando los espacios musicales de principios de siglo y que gratamente gracias a ti Gino amigo, podemos conocer.

    ResponderEliminar