lunes, 29 de octubre de 2018

Rosa, Que Linda Eres – Una Rosa marchita por la Ignominia.


La universalidad de una obra es la culminación de su creación y de esto pueden dar fé muchas creaciones de las que ya se perdió su nacionalidad. Pertenecen al mundo.

Tal es el caso del tema al que nos referimos. Creyéndose y divulgándose de una autoría impostora que afortunadamente ya se conoce el origen.
Publicacion de la venta de "Rosa Que Linda Eres" y algunos 'Sones' mas de moda

Existen numerosos artículos de un lado primero reivindicando su falso origen. Otros sin embargo y a la luz de documentación sonora que demuestra su auténtica nacionalidad.

Hay que señalar primero a quien se le atribuye su creación. Luis Maguín Díaz García, nacido el 30 de diciembre de 1922 en Gamero, un corregimiento del municipio de Mahates en el departamento de Bolívar en Colombia, una región bañada por el mar Caribe. No sabemos cómo empieza a relacionarse a Maguín con la “Rosa”. Quizá cuando se empezaba hacer famosa su versión en Colombia empezaron a adjudicarsela en complicidad del silencio oportuno de Maguin.

Por el lado Colombiano existe poco ánimo y desidia en deslindar de su autoría. Se menciona a medias tintas. Siempre señalando su origen Cubano pero diciendo “Maguín Díaz”, es decir siempre relacionan la canción con su supuesto autor. Aun se menciona “no es el autor de la letra pero se conoce más su versión ‘Chalupa’”. Bien se pudo hacer una versión en Tango sin que esto signifique de alguna forma un posible origen Argentino. La estructura es la misma.

Se conoce la existencia de una grabación del afamado “Sexteto Habanero” realizada el 20 de octubre de 1927 en la ciudad de Nueva York. La existencia de esta grabación por si sola desmitifica la presencia de Díaz en creación. Tendríamos un caso de asombrosa precocidad. La grabación por suerte ya está muy difundida en la web tanto como los datos y fecha de grabación y que en los créditos señala de la autoría de uno de los miembros del Habanero: su Contrabajista Gerardo Martínez Rivero “El Príncipe” quien jamás imaginaria que de los 13 sones que grabara aquel día, este sea uno de los que más polémica generaría.

Uno de los más conocidos artículos ‘Post’ Sexteto Habanero”, llegado de Colombia por su puesto, desliza una “Unión” de Cuba y Colombia por la “Rosa”. Lo cual no es así. Es más, se le llama “Danzón” a este tema que no es más que uno de esos representativos “Sones” que grabó el Habanero. La Rosa Cubana y la Rosa Palenquera no son más que la misma Rosa a la que se le quiere cambiar de ciudadanía. (Vease: http://www.eluniversal.com.co/cultural/cuba-y-colombia-unidos-por-la-cancion-rosa-que-linda-eres-222012).

Para seguir aclarando y reivindicando su origen Cubano, tenemos una grabación realizada por una agrupación que fuera antecedente del mismo “Sexteto Habanero”, el “Sexteto Habanero Godínez” que fue formada en 1918 para unas grabaciones que la Víctor realizara en La Habana en un estudio improvisado que había instalado en el 2do piso del “Hotel Inglaterra”. El 8 de febrero de 1918 se realizaron 6 grabaciones, siendo “Rosa, Que Linda Eres” el ultimo de aquella histórica sesión (a la vuelta del disco está el tema “Mujer Bandolera”). Los integrantes de lo que la Víctor llamó “Sexteto Habanero Godínez” y que en la etiqueta de los discos señala: “Sexteto con acompañamiento típico Cubano” fueron los siguientes personajes:
María Teresa Vera: Claves y voz prima.
Carlos Godínez Facenda: Tres y Director.
“Sinsonte”: Vocal y Maracas.
Manuel Corona Raymundo: Guitarra.
Alfredo Boloña Jiménez: Bongó.

Los detalles del disco señalan:
N° Disco: V-72644.
Matriz: G-2609.
Género: Son Habanero.
Fecha: 8 de febrero de 1918.

Los datos que ofrecen los libros originales de la Víctor y a la cual el investigador Cubano Cristóbal Díaz Ayala tuvo acceso no menciona a  Boloña pero agrega a Eleuterio Yanaqui, Rafael Zequeira y a Victoriano Godezt.
En este caso no se menciona al autor: Gerardo Martínez, quien aparece como autor en la grabación de 1927 y tiene relación con el Sexteto en 1919 y finalmente se convierte en uno de los fundadores del “Sexteto Habanero” en 1920. Se señala en cambio el género “Son Habanero” que era uno de los nuevos géneros en incorporarse al repertorio musical Cubano y que reinaría en los años 20s.

Aquella sesión de grabación empezaría el día anterior (7 de febrero) con el dúo de trovadores “María Teresa Vera y Rafael Zequeira”, el repentista y cantante de “Punto Guajiro” Juan Pagés “El Cojo”, siguiéndole muchos artistas de moda en aquella época, desde dúos, solistas y orquestas como la de Luis Casas, danzoneras como la de Felipe Valdez, bandas como la Banda del Regimiento de Infantería de La Habana o la Banda Regional Gallega de La Habana (como harían los técnicos e ingenieros de la Víctor para meter a toda una orquesta en una habitación de hotel?).

Regresando al tema que nos compete diremos que no existe mayor discusión. El tema no le pertenece ni en letra ni en música al compositor Maguín Díaz. Se reconoce su mérito difusor y que haya hecho que otros grandes artistas de su país hayan grabado llevándolo incluso a una nominación a los premios Grammy, amén de los derechos autorales en favor de la familia del fallecido Díaz.

La versión presentada aquí (la de 1918) inicia de frente con el “montuno” (Rosa que linda eres) y que repite el coro varias veces. Luego, previo puente que realiza el tres de Godínez y a la respuesta del cantante en el montuno (“Ay Yo no Quiero Mas”) se responde con un coro.

Cosa que no tiene la versión de 1927 donde ya está en formato de “Septeto” con trompeta que es la que hace los enlaces y puentes. Esta versión mucho más estructurada que la de 1918 es posiblemente la que llego a oídos de Maguín y que finalmente adopto como creación, puesto que es la que más se acerca a las versiones actuales.





Nota: La presentacion de este audio es puramente didactico, por lo que rogamos se eviten efectos comerciales del mismo.

Lic. Gino Curioso Solis.
gcurioso1974@hotmail.com

6 comentarios:

  1. Legalmente tengo tantas dudas de que un sexteto cubano repita rosa que linda eres y no llevar ninguna otra frase mas parece mas puro montaje ,,para quitar la autoria de la rosa de magin que fue el que le dio fama ,y ahora vengan a decir que es de una composicion de unos cubanos en el año 1927

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que eres bruto, no entiendes asi te lo expliquen como para pre kinder. Decir que es montaje un disco que ya demostro aqui el amigo anacronico ya es cosa que preocupa. Eres bruto de verdad. Hazte ver

      Eliminar
    2. ¡De 1918! Maguin (e Irene Martínez también) se atribuyeron la composición, pero quedó en evidencia la verdad...

      Eliminar
  2. Ese estribillo se cantaba en los carnavales cubanos desde principios de siglo. Pena debía darle al colombiano robarse algo tan conocido.

    ResponderEliminar
  3. LOs argumentos son sólidos y reales y cualquiera puede acceder a su verificación. Quien no quiere reconocer el colosal Plagio de una obra cubana, no es bruto, es fanático y de los peligrosos. Y no es el único plagio hay muchos mas.. Felicitaciones a Gino Curioso y su exhaustiva investigación.

    ResponderEliminar